Ponencia del Señor Embajador en el Seminario organizado por la Cámara de Comercio de Barcelona y el Foro de Empresarios de Argelia (Barcelona, 30 de marzo de 2009)

------------------------------------------------------------

Seminario “Argelia, una oportunidad”: Visión de los protagonistas de la economía argelina”

Organizado por la Cámara de Comercio de Barcelona y

el Foro de Empresarios de Argelia

(Barcelona, 30 de marzo de 2009)

 

Señor Director de la Cámara de Comercio de Barcelona,

Señor Presidente del Foro de Empresarios,

Señoras y Señores,

Deseo ante todo expresarles mi felicidad por esta agradable ocasión que se me brinda de dirigirme a esta augusta asistencia compuesta por hombres de negocios y empresarios catalanes que aspiran a explorar las oportunidades de colaboración e inversión que les ofrece el mercado argelino.

Quisiera así mismo agradecer y felicitar al equipo de promotores y organizadores españoles y argelinos que han desplegado todos sus esfuerzos para que esta jornada sobre la economía de mi país saliera bien.

Esta importante iniciativa traduce realmente la voluntad de los empresarios catalanes y argelinos de conocer mejor sus potencialidades y sus respectivas expectativas y ampliar así las perspectivas de trabajo en común y de partenariado económico basado en una visión a largo plazo a la vez de mutuamente beneficioso.

Mi presencia aquí hoy así como la de los representantes de los poderes públicos y de los hombres de negocios argelinos, atestigua de nuestra voluntad de impulsar y de diversificar las relaciones económicas, ya densas, entre nuestros dos países, y proporcionar a nuestros socios catalanes un enfoque claro de un mercado muy cercano para ellos tanto geográfica como culturalmente y una economía en plena expansión que les ofrece un importante potencial de partenariado y un clima muy favorable para iniciar nuevas relaciones de negocios e inversión.

 

Señoras y Señores:

La elección del tema de este seminario traduce perfectamente las perspectivas de una economía que ha podido generar, durante estos últimos años, una dinámica notable de desarrollo y de crecimiento sostenible, ofreciendo así un clima muy favorable y un mercado atractivo para las inversiones.

La economía argelina de hoy, más allá de las ventajas comparativas y de los importantes recursos humanos y naturales de los que dispone, se valoriza más por los horizontes y las oportunidades que ofrece a los operadores económicos extranjeros y nacionales, particularmente en la coyuntura económica mundial afectado por las nefastas repercusiones de la crisis financiera global.

Estas oportunidades se aprecian y se consideran mejor desde Barcelona que desde ninguna otra parte del mundo por la simple razón que esta región de España siempre ha tenido una inclinación por la orilla Sur del Mediterráneo.

Antes de presentarle el potencial que ofrece el mercado argelino en materia de partenariado, permítanme recordarles brevemente el contexto favorable que rodea las relaciones económicas entre nuestros dos países y los importantes avances realizados en el marco de estas relaciones.

Como bien saben, las excelentes relaciones bilaterales que han existido siempre entre Argelia y España se han visto impulsadas, a partir del año 2002, por la firma en Madrid, del Tratado de Amistad, de Cooperación y de Buena Vecindad. A este texto le siguió la firma de una serie de acuerdos de cooperación en varios sectores económicos y que constituyen actualmente un marco jurídico propicio para el desarrollo de intercambios económicos y de negocios que ofrecen todas las garantías posibles para la consolidación de los lazos de partenariado.

Gracias a estos acuerdos, en unión con los esfuerzos desplegados por los gobiernos de las dos partes, se ha podido registrar durante los últimos años una notable progresión de los intercambios económicos entre los dos países y una presencia, cada vez más importante, de la empresa española en el mercado argelino.

Para poner de manifiesto esta progresión, basta con recordar que para el ejercicio 2008, el volumen global de los intercambios comerciales entre nuestros dos países ha superado los 11.000 millones de dólares y que España se ha situado en el tercer puesto de los principales clientes de Argelia y en el sexto en la lista de sus principales proveedores.

Las altas autoridades de mi país, conscientes de la importancia de España como socio económico y comercial estratégico, no han escatimado ningún esfuerzo para consolidar la presencia de las empresas españolas en Argelia y consolidar los lazos de partenariado entre los operadores económicos de nuestros dos países.

Sólo para los tres últimos años, la mayoría de los principales grupos y empresas españoles que intervienen en los diferentes sectores de la actividad económica han podido hacerse con importantes contratos para la realización de diversos proyectos de desarrollo y de infraestructuras en Argelia en el marco de amplios programas de inversiones públicas puestos en marcha por las autoridades de mi país.

Estos elementos que acabo de enumerar demuestran que tanto del lado argelino como del lado español, existen las mejores condiciones y la voluntad política de desarrollar un partenariado económico y diversificado, que no se limite al sector energético.

Los trabajos de esta jornada se inscriben en línea recta con este objetivo y su organización en Barcelona traduce a la vez la importancia de esta región en el marco de las relaciones económicas argelino-españolas y el interés que manifiestan los empresarios y hombres de negocios catalanes por el mercado argelino.

Cataluña ha totalizado, durante el último ejercicio, el 21% de las exportaciones españolas hacia Argelia, y ocupa el primer puesto entre las demás regiones de España en término de volumen de intercambios con Argelia. Pero esto no constituye el único factor que nos motiva a todos para intensificar los esfuerzos para impulsar el partenariado entre los empresarios catalanes y sus homólogos argelinos.

En efecto, otros factores como la proximidad geográfica, el disponer de enlaces marítimos competitivos se añaden a un elemento esencial que es la importancia del potencial, aún sin explotar, que ofrece la economía argelina a las empresas catalanas.

Mas allá de los proyectos de infraestructuras y de desarrollo llevados a cabo por las autoridades de mi país y cuyas licitaciones están generalmente abiertas a la participación de empresas extranjeras, las empresas catalanas pueden explorar las múltiples oportunidades de partenariado y de inversión que existen en todos los sectores de la economía argelina.

En cuanto a los sectores que ofrecen mayores perspectivas para las empresas catalanas, una rápida lectura de las importaciones argelinas procedentes de Cataluña nos llevan a observar que más de la mitad se componen de tecnologías y equipos industriales, de productos químicos y equipamiento destinado al sector medioambiental. El resto lo compone una gama variada de productos de consumo. Esto debería alentar a los operadores catalanes a conceder un interés particular al sector industrial en Argelia.

El lugar preferente que ocupa la industria en el marco de la política de desarrollo económico de mi país, la experiencia probada de las empresas catalanas en este sector y la parte de mercado que detienen ya en Argelia constituyen condiciones favorables para pasar de la comercialización a la producción en el mercado argelino.

El sector del medio ambiente, de los recursos hídricos, del turismo y de los servicios tales como las finanzas y los servicios bancarios así como el sector de las infraestructuras y de las obras públicas, ofrecen también perspectivas prometedoras de partenariado que los operadores españoles y particularmente los catalanes, deben explorar.

Las importantes ventajas comparativas ligadas esencialmente a los costes muy competitivo de los factores de producción tales como la mano de obra, la energía y los transportes así como el régimen preferencial previsto por el acuerdo de asociación entre Argelia y los países de la Unión Europea y las ventajas fiscales y facilidades acordadas a los inversores por el marco jurídico de la promoción de las inversiones vigente desde años en Argelia, y que el Director General de la Agencia Nacional de Desarrollo de las Inversiones, aquí presente, podrá corroborar seguramente, son tantos elementos a tener en cuenta por los hombres de negocios catalanas en el momento de elaborar sus estrategias para con el mercado argelino.

Empresas y grupos catalanes líderes en diversos sectores ya se han instalado en Argelia, y esto es una prueba notable y un elemento de confianza respecto a los operadores de su región que aun dudan en concretar sus planes económicos en el mercado argelino.

Para finalizar, quiero afirmar que la promoción del partenariado entre los operadores privados nacionales y extranjeros en todos los sectores es una elección irrevocable y claramente fijada por las autoridades de mi país, y que somos conscientes en Argelia que la única vía para alcanzar un verdadero traspaso de la tecnología y del saber hacer, dos elementos que necesitamos más que ninguna otra cosa, para desarrollar nuestra producción y mejorar la competitividad de nuestra economía nacional.

Espero que este encuentro sea una ocasión más para conocer mejor este mercado y que aporte a nuestros socios catalanes una mayor visibilidad del entorno de los negocios y las perspectivas económicas en Argelia.

Deseo así mismo que la reunión de hoy dé lugar a nuevas perspectivas y nuevos proyectos de partenariado y de inversiones entre los empresarios catalanes y argelinos.

Muchas gracias por su atención.