El vicepresidente del Consejo Nacional Económico y Social (CNES), Sr. Mustapha Mekideche, calificó de "contradictoria" y "paradójica" la reacción de la Unión Europea sobre las medidas tomadas por Argelia para hacer frente a los desequilibrios de su balanza de pagos.

El Sr. Mekideche explicó, el miércoles 18 de abril, que la crítica de la UE a las medidas tomadas por Argelia mediante la suspensión provisional de la importación de ciertos productos, sobre la base del principio de salvaguardia de la economía nacional, interviene en un momento en que los intercambios con los países miembros de la UE están en pleno desarrollo, en que acaban de concluirse importantes acuerdos en el ámbito de los hidrocarburos entre Argelia e Italia y en que se han establecido varias relaciones de partenariado entre empresas europeas y argelinas, especialmente en el sector del automóvil, sin hablar de la reciente supresión de las restricciones a la importación de ciertos insumos necesarios para la economía argelina.

En este contexto, subrayó que las exportaciones de la UE hacia Argelia no se han reducido de manera significa ya que pasaron de 22 mil millones de dólares en 2016 a 20 mil millones de dólares en 2017, teniendo en cuenta que las exportaciones europeas representan la mitad del importe global de las importaciones argelinas, y aprovechó para poner de relieve la "asimetría" persistente en el plano económico entre la UE y Argelia, desde el años 2005, fecha de la firma del Acuerdo de asociación con la UE.

Para reducir dicha asimetría, que es favorable a la UE, recomendó que ello se hiciera mediante el desarrollo de las actividades del sector privado y la realización de unas inversiones más allá de los intercambios comerciales en los que no debería limitarse la cooperación entre la UE y Argelia.

Coincidiendo con el vicepresidente del CNES, el Foro de empresarios argelinos (FCE) y la Unión General de los Trabajadores (UGTA) expresaron, en una declaración conjunta, su preocupación ante las observaciones recurrentes de altos representantes de la UE, recalcando que estas medidas no pretenden poner en tela de juicio la voluntad de Argelia de consolidar su cooperación económica con sus socios privilegiados de los que forma parte la UE. 

Cabe recordar que, por su parte, el Primer Ministro, Sr. Ahmed Ouyahia, ya había solicitado, en presencia de su homólogo el Sr. Mariano Rajoy, durante el foro de negocios argelino-español, celebrado el 3 de abril de 2018 en el marco de la 7ª Reunión de Alto Nivel, "comprensión" a los proveedores tradicionales de Argelia ante las medidas de protección tomadas por el Gobierno argelino: "Debo decirles que Argelia está atravesando un período difícil económicamente a causa de la caída de los precios de los hidrocarburos que han afectado gravemente su balanza de pagos. Ante esta situación, el Gobierno argelino, que está decidido a preservar la dinámica de crecimiento económico y de desarrollo social y cultural, ha tomado unas medidas que se imponían, especialmente unas disposiciones transitorias de protección en materia de comercio exterior."