En aplicación del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación entre la República Argelina Democrática y Popular y el Reino de España, y por invitación del  Señor Ahmed Ouyahia, Primer Ministro, el Señor Mariano Rajoy Brey, Presidente del Gobierno de España, realizó una visita oficial a Argelia, el martes 3 de abril de 2018, al mando de una importante delegación ministerial, para presidir junto con su homólogo argelino los trabajos de la VII sesión de la Reunión de Alto Nivel (RAN) argelino-española.

Durante esta visita, el Presidente del Gobierno español fue recibido por Su Excelencia el Presidente de la República, Señor Abdelaziz Bouteflika, y se reunió con el Primer Ministro, el Señor Ahmed Ouyahia. Los miembros de los dos Gobiernos mantuvieron asimismo reuniones sectoriales durante las cuales analizaron las vías y los medios para consolidar la cooperación bilateral en sus respectivos ámbitos de actividad.

Durante sus reuniones e intervenciones, el Señor Ahmed Ouyahia y el Señor Mariano Rajoy subrayaron con satisfacción los progresos registrados en la cooperación bilateral desde la última RAN, celebrada en Madrid el 21 de julio de 2015, así como la excelente calidad de las relaciones entre los dos países y reafirmaron su voluntad de obrar por reforzar el diálogo político de alto nivel y consolidar y ampliar las bases de la cooperación económica y estrechar los lazos culturales y humanos, en el marco de un partenariado estratégico entre los dos países.

Se felicitaron asimismo por el nivel y la calidad del diálogo político establecido de forma periódica, tal y como lo ilustran los numerosos y continuos intercambios de delegaciones ministeriales de ambos países.

En este sentido, resaltaron especialmente la cooperación existente en materia de defensa y seguridad, subrayando que las relaciones militares y de partenariado entre Argelia y España han conocido durante los últimos años una evolución positiva marcada por una progresión apreciable de intercambios de visitas y de actividades programadas para 2018. Acordaron intensificar sus esfuerzos y reforzar las acciones de cooperación entre los distintos cuerpos de seguridad y de policía, en función de las amenazas y de los intereses comunes, y fomentar y promover los intercambios de experiencias entre los dos países en materia de protección contra el extremismo violento y la lucha y la prevención contra la radicalización.

Las dos partes expresaron asimismo su voluntad de proseguir y profundizar su cooperación en los múltiples campos y también dentro del marco del 5+5 Defensa definiendo de satisfactorio el nivel de la cooperación bilateral en la lucha contra las redes de tráfico de inmigrantes y en la gestión ordenada de los flujos migratorios.

SITUACIÓN REGIONAL E INTERNACIONAL

Además de las relaciones bilaterales, los dos Primeros Ministros compartieron su análisis sobre distintas cuestiones regionales e internacionales de interés común como la lucha contra el terrorismo, el crimen transnacional y la migración ilegal; los conflictos y tensiones que persisten en el Magreb, en Oriente Medio y en el Sahel o la cooperación regional, especialmente en el espacio mediterráneo.

Sobre la cuestión del Sahara Occidental, reafirmaron su apoyo a los esfuerzos de la ONU por "una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental, en el marco de unos arreglos conformes a los objetivos y principios de la Carta y las resoluciones de Naciones Unidas". Al respecto, expresaron su firme apoyo al Secretario General de Naciones Unidas, Señor Antonio Guterres, y a su Enviado especial, Señor Horst Kohler.

Abordando la cuestión de Libia, declararon seguir "con atención los desarrollos de la situación en este país" subrayando los pasos positivos llevados a cabo por el Enviado especial de la ONU, Señor Ghassan Salame, en el proceso de arreglo político y pacífico de la crisis. Hicieron un llamamiento "a todos los actores y partes interesadas, con exclusión de los grupos terroristas reconocidos como tales por las Naciones Unidas, para defender los mejores intereses del pueblo libio".

Sobre esta cuestión, los dos Primeros Ministros insistieron sobre "la necesidad de una solución política mediante un diálogo inclusivo, lejos de toda injerencia exterior, y de una reconciliación nacional que preserve la unidad, la integridad territorial de Libia así como su soberanía y su cohesión social.  

La situación en Malí fue motivo para España rendir homenaje a Argelia por el papel que desempeñó en la resolución de la crisis en este país, que concluyó con la firma del Acuerdo de Paz y Reconciliación en Malí. Las dos partes apoyaron la voluntad del pueblo maliense de hacer suyo el proceso de diálogo nacional, de unidad nacional y de integridad territorial.

En lo que concierne la cuestión palestina, ambos dirigentes afirmaron su compromiso por "una paz justa, global y duradera sobre la base de la solución de dos Estados, que vivan en buena vecindad y en paz dentro de unas fronteras seguras, reconocidas, de acuerdo con la legalidad internacional, las decisiones de Naciones Unidas y la iniciativa árabe de paz de 2002, con el objetivo de que el pueblo palestino pueda recobrar su derecho legítimo a construir su Estado independiente en las fronteras de 1967 y con Al-Quds por capital.  

Los dos Primeros Ministros expresaron su preocupación por la situación en Siria e insistieron sobre la necesidad de intensificar los esfuerzos para llegar a una solución política a través del diálogo entre sirios, capaz de "garantizar la estabilidad, la unidad, la soberanía y la independencia del país".  

En lo que se refiere a la plaga del terrorismo, ambos dirigentes confirmaron la "persistencia y la agravación" de la amenaza terrorista a escala global, como a nivel de las regiones de Oriente Medio, del Mediterráneo y de la franja del Sahel, y condenaron "los actos criminales de los grupos terroristas en las distintas partes del mundo", rechazando toda lógica que conduzca al terrorismo.

Los dos subrayaron la importancia de una cooperación bilateral, regional e internacional   para hacer frente a la preocupante mutación del terrorismo y de sus formas de actuar.

Argelia y España hicieron observar la "fuerte conexión" existente entre los grupos terroristas y el crimen organizado transnacional así como el papel creciente de este en la financiación del terrorismo, llamando a una mayor colaboración internacional que implique la industria de internet para evitar que los grupos utilicen esta tecnología con fines criminales.

En este contexto, la parte española apoyó la propuesta argelina que recomienda a Naciones Unidas la elaboración de una carta de consenso para una utilización pacífica y constructiva de internet en las redes sociales.

En lo que respecta a la política europea de vecindad, Argelia y España se felicitaron por la adopción de un documento en el que se definen las prioridades comunes Argelia-UE de partenariado y de otro relativo a la evaluación conjunta de la ejecución del Acuerdo de Asociación.

En este sentido, los dos países se declararon favorables al establecimiento de una relación de partenariado fuerte y densa entre la UE y sus socios del Sur, basada en los principios de respeto mutuo, de co-propiedad, de diferenciación y de equilibrio de los intereses.

La 7ª RAN concluyó con la firma de varios acuerdos y Memorándums de Entendimiento en los ámbitos de los seguros agrarios, la industria y minas, la formación profesional, la enseñanza superior e investigación científica, la protección civil, correos, así como en el campo de la información.

La ceremonia de firma se realizó en presencia de los Señores Ahmed Ouyahia y Mariano Rajoy y de los ministros de ambos países concernidos por la RAN.

Estos nuevos acuerdos "vienen a enriquecer el marco bilateral dotándolo de instrumentos adicionales para concretar los objetivos de la cooperación bilateral y consagrar así el carácter estratégico de la relación entre los dos países amigos".

FORO ECONÓMICO

Al margen de la RAN, un foro empresarial fue organizado bajo la copresidencia del Ministro de Industria y Minas, Señor Youcef Yousfi, y la Secretaria de Estado de Comercio, Señora María Luisa Ponceda. Participaron en él varios organismos institucionales, establecimientos financieros y operadores económicos de diversos sectores (agroalimentario, aeronáutico, de la banca, metalúrgico, de maquinaria industrial, materiales de construcción, transporte...).

Los dos países ya unidos por relaciones políticas fecundas, anunciaron su intención de dar un nuevo impulso a sus relaciones económicas.

Poniendo de relieve la importancia del Foro, el Primer Ministro Ahmed Ouyahia dijo:  "Nuestros dos Estados, bajo la dirección de Su Excelencia, el Presidente Abdelaziz Bouteflika, y de Su Majestad el Rey de España, codificaron el carácter privilegiado de las relaciones mediante el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación, firmado en octubre de 2002" para trabajar juntos con miras a establecer "el marco apropiado de esta relación ejemplar que queremos construir". "Nuestros sucesivos encuentros de Alto Nivel, así como las distintas comisiones sectoriales que compartimos nos han permitido concluir 50 acuerdos bilaterales en la casi totalidad de los sectores", declaró, insistiendo en la necesidad de superar el marco estrictamente comercial para "invertir en Argelia donde las oportunidades son múltiples y el saber hacer de las empresas españolas también es variado, incluso en unos campos aún sin explorar entre nuestros dos países, tales como la gestión de las infraestructuras turísticas o el desarrollo de las energías solares y eólicas.

Por su parte, el Presidente Mariano Rajoy invitó a las empresas españolas a invertir más en Argelia que es "de primordial importancia ya que provee el 49,8% del gas consumido en España, es un actor de primer orden en el Magreb y en la Unión Africana y un socio leal y fiable para España".

El ministro de Industria y Minas, Señor Youcef Yousfi, aprovechó la ocasión para asegurar a las empresas españolas del compromiso de las autoridades argelinas de apoyarlas en la realización de sus proyectos en Argelia. Lo que acogió con satisfacción la Secretaria de Estado de Comercio, Señora María Luisa Poncela, que confirmó que es "vital" fortalecer el partenariado entre los dos países.

Al final de los trabajos de la RAN, una declaración final fue adoptada, en la que se reafirmó la voluntad de los dos países de intensificar y diversificar su cooperación mediante un "partenariado estratégico".